Monjes novicios de Tailandia, templo budista, monje novicio representando una fe religiosa en un templo de Tailandia.

Criar a un niño budista en un mundo no budista puede ser una tarea difícil. Seamos justos: Aunque se puede depender de un excelente número de diseños de budismo, esta estrategia será de alguna manera seguro que los niños se destacan en la multitud.

¿Qué puedes hacer por los niños y sus padres?

El Buda. Se le ha visto sentado en un carro tirado por niños o con un abanico en la mano, lo que se consideraba como un entusiasta de la satisfacción del deseo que muestra sus relaciones íntimas, especialmente con los niños. Otro ejemplo es que poner su estatua o un cuadro con niños en la zona oeste de una sala de estar se considera muy afortunado para las parejas que aspiran a tener hijos. Esto demuestra que puede estar presente incluso antes de que nazca un niño. Enseñar el budismo a los niños y proporcionar un poco de recursos e inspiración a las personas que desean producir una educación espiritual budista es un enfoque fantástico para fomentar el crecimiento de sus hijos.

¿Quién era este tipo conocido como Buda?

El budismo nació en el noreste de la India y se basa en las enseñanzas de Siddhartha Gautama, conocido actualmente como Buda. Es la religión más importante en varios países asiáticos y se diferencia de otras confesiones. Esto se debe a que no se centra en la conexión entre el ser humano y Dios. Es más bien el título de un complejo sistema de creencias desarrollado en torno a las enseñanzas de Buda. Se sabe que la fe se compone de dos grandes ramas: La primera rama se llama Theravada. Ésta tiene muchos seguidores en el sudeste asiático, y la Mahayana (como las escuelas del Zen, Tierra Pura, Nichiren y Vajrayana). Esta última se encuentra en toda Asia Oriental (por ejemplo, Japón), escuela de la que forma parte el actual Dalai Lama del Tíbet.

Siddhartha Gautama, conocido como Buda, vivió en el siglo IV o V antes de Cristo. Fue educado como sacerdote, pero después de encontrar su "propósito", pasó el resto de su vida viajando por la India y compartiendo su mensaje con todos los que querían escucharlo. El budismo es una religión realmente visual que se puede ver en cómo muchas de las estatuas de Buda incluyen una gran cantidad de símbolos. Los adoradores suelen sentarse descalzos en el suelo frente a dicha estatua o q imagen de Buda y cantan. Esto ocurre porque el canto se supone que demuestra su amor por Buda y sus ideales.

Budismo y hogar

El budismo familiar trata de la crianza de los hijos y de las relaciones familiares y de cómo llevar las enseñanzas de Buda a estas regiones de nuestra vida y de la de nuestros seres más queridos. El Buda vivía en un palacio como miembro de una alta y prominente familia, protegido por muros de los sufrimientos de la vida; sufrimientos como la edad, las enfermedades y la muerte. Tal vez ésta sea una de las razones por las que el budismo es un recurso educativo y de aprendizaje agradable para todos nuestros seres queridos. Por ejemplo, se considera que exhibir una imagen o estatua del Buda que ríe en la zona de la vivienda (o de la oración) aporta estabilidad a la familia. Además, disipa muchos problemas y peleas.

Historias de Buda

Los llamados cuentos Jataka han sido, a lo largo de varios miles de años, fundamentales para el desarrollo de varias civilizaciones en toda Asia y el resto del mundo. El cultivo de la conducta moral, la actuación fantástica, el desarrollo de una literatura rica y diversa en diversas zonas del mundo y un recurso inspirador para cosas como cuadros famosos, esculturas además de arquitectura comparten el valor estético del budismo. El propio Buda utilizó estos relatos para explicar su concepción de cosas como el karma y el renacimiento -que son esenciales para los budistas- y también para resaltar el valor de la alta moral que Buda nos ha mostrado. Obviamente, estas historias no son traducciones eruditas palabra por palabra. Si lees estas historias, tus hijos -y también los adultos- podrán desarrollar sus conocimientos y aprender a enfrentarse a los problemas de nuestra vida moderna cotidiana.

La importancia de la mente

La mentalidad ideal junto con la meditación significa entrenar tus sentidos para vaciarlos de todos los pensamientos (o liberarlos de ellos como lo llaman algunos budistas). Las imágenes del Buda risueño nos recuerdan que para ser felices necesitaremos tener un corazón amoroso y grandes sentimientos positivos. Esto os orienta como padres sobre la mejor manera de cultivar vuestra propia espiritualidad y la de vuestros hijos, especialmente sobre la atención plena en la vida cotidiana actual.