Una botella de aceite esencial con ramitas de lavanda fresca sobre un fondo de madera

Hoy en día, las lavandas son muy populares. Al mismo tiempo, un número creciente de personas comienzan a amar el aceite de lavanda también. El aceite de lavanda no es sólo grande para el sueño y el mantenimiento de la piel, pero también es remedios a base de hierbas para los dolores de cabeza.

Sobre la lavanda, hay una leyenda

Hace muchos, muchos años, las lavandas no son violetas y eran blancas. ¿Por qué la lavanda es violeta hoy en día? Había una vieja historia al respecto. Había una mujer que vivía en la pequeña ciudad. Su pelo era de color violeta que era muy único, y el de sus padres era dorado. La gente que vivía en el pueblo no sólo la avergonzaba por ser huérfana, sino que también se reía de ella por su pelo violeta. A pesar de ello, a la mujer no le importaba; vendía las lavandas en el pueblo. Un día, un chico se desmayó en cuanto pasó la chica, entonces el chico fue llevado al hospital por la mujer. Después de eso, el chico disfrutó mucho de la mujer, así que la animó a ir a su casa. Se produjo una gran escala de plantación de lavanda del césped del chico. El chico era un individuo ciego, y le gustaría recuperar la vista. Exactamente al mismo tiempo, el chico le dijo a la mujer:'eres tan sosa, que tu pelo debería ser de oro'. Más tarde, descubrieron que el agua mágica de manantial; el chico recuperó la vista después de usarla. Exactamente al mismo tiempo, la mujer había desaparecido. El chico sintió tristeza. Más tarde, descubrió que había obtenido la lavanda cada mañana, y creyó que debía ser de la mujer. Una noche, cuando la mujer apareció de nuevo en la puerta de la casa del chico, éste le dijo: "Te quiero, no importa si tienes el pelo dorado o morado". Justo en ese momento, la mujer no puede evitar derramar lágrimas, y entonces, para su sorpresa, el pelo de la mujer se volvió dorado, pero las lavandas que los rodeaban se convirtieron en violetas. Después de eso, las lavandas se han convertido en el magnífico violeta. Ahora, la lavanda es también un fantástico regalo para los amantes.

Hoy en día

En las últimas décadas, los beneficios para la salud de la lavanda son bien conocidos. La lavanda puede ser útil en el tratamiento de los dolores de cabeza, entre otros trastornos; se trata de remedios herbales para los dolores de cabeza. Los aceites de lavanda poseen algunas propiedades, como: antidepresivo, analgésico, antiséptico, expectorante, etc. Y una nota refrescante para una mente cansada: la lavanda fue nombrada entre las esencias más útiles para el alivio del estrés y la ansiedad.

Dolores de cabeza

Los dolores de cabeza son una dolencia muy común en nuestra sociedad, y a menudo se tratan con analgésicos de "solución rápida". Los dolores de cabeza pueden ser un dolor importante. Independientemente de la causa, los dolores de cabeza pueden tener diversas consecuencias y pueden ser leves o intensos. Un dolor de cabeza muy intenso puede influir enormemente en la calidad del día. Los acontecimientos vitales que aumentan el estrés, la ansiedad y la depresión se han asociado a las migrañas y los dolores de cabeza crónicos. En las últimas décadas ha aumentado el interés y la demanda por parte del público en general de remedios "naturales", como vitaminas y suplementos nutricionales, para intentar controlar las migrañas. Además del aceite de lavanda, también existen otros remedios herbales para los dolores de cabeza, como la fresa amarga, el ginkgo, la matricaria, el árnica y el jengibre, el aceite de menta y el zumo de limón, entre otros. La fitoterapia combina miles de años de conocimientos con la ciencia moderna. Hoy en día, los extractos de la hierba se utilizan para tratar las migrañas, los calambres de estómago, la tos, las alergias y el asma.

Aceite de lavanda

Se dice que es el aceite de la expresión y la comunicación honestas, y la lavanda puede calmar una mente acelerada, permitiendo a un hombre asentarse en su corazón y hablar con gentileza y amabilidad. La lavanda también aumenta la sensación de paz y seguridad, y de este modo puede ayudar a crear confianza en uno mismo y en los demás. La fragancia de la lavanda es calmante, relajante y equilibradora, tanto emocional como físicamente. En la vida diaria, llevar un frasco de lavanda es como tener tu propio botiquín personal, colonia y estimulante. En la vida diaria, me gusta bañarme con el aceite de lavanda por su fragancia y otros efectos; al mismo tiempo, el aceite de lavanda es también un remedio herbal para los dolores de cabeza cuando siento dolor.